El domingo no pudo estar mas lindo. Y mientras unos fueron a buscar la profundidad embarcados, los demás nos dedicamos a brindar el último bautismo a los alumnos del Curso 1 Estrella. Un mar extremadamente calmo y un agua que si bien no tenía la mejor de las claridades permitió descubrir hipocampos, cangrejos, estrellas, un lenguado y hasta una brótola un tanto desorientada, fue el premio indiscutido para quienes terminan su entrenamiento y empiezan, de a poco, a ser buzos.

Response code is 404
RicardoESCUELAINFORMACION DE BUCEOEl domingo no pudo estar mas lindo. Y mientras unos fueron a buscar la profundidad embarcados, los demás nos dedicamos a brindar el último bautismo a los alumnos del Curso 1 Estrella. Un mar extremadamente calmo y un agua que si bien no tenía la mejor de las claridades...C.A.S.E.