La mañana del domingo 31/8 aparecía como ideal. Un mar calmo, un cielo algo nublado pero sin lluvia. El pronóstico: inmejorable; viento casi nulo y una ola de apenas 40 cm en todo el día. Y el frío, por supuesto, no era más que el que podemos esperar en esta época invernal, así que no había excusas para no salir.

Apenas traspasamos la boca del puerto (que no tenía ni siquiera espuma de lo calmo que estaba el océano) pudimos ver, hacia nuestro rumbo, cómo el banco de niebla avanzaba desde el mar hacia tierra. Pero estaba lejos: recién lo encontramos cuando habíamos recorrido más de la mitad del camino hacia el Banco de Afuera.

Ya en medio de la niebla, encontramos el punto y tuvimos un hermoso buceo. El agua algo fría (aproximadamente 9º) pero clara, nos dio una visibilidad de al menos cinco metros en todo el recorrido. Y el fondo, en el que se guarecían juveniles de sargos y turcos, estrellas, erizos, antenitas y diablitos de las rocas, dejaba entrever algún coral blando y uno que otro cangrejo confiado recorriendo la geografía.

Mate cocido mediante (gracias José por el aporte) y luego de haber mojado los neoprenes emprendimos el viaje de regreso, ahora sí, completamente en la bruma. Alcanzamos a vislumbrar la Escollera Sur cuando casi la estábamos tocando, de la poca visibilidad que teníamos. Y la Draga 4011, en plena tarea, parecía un barco fantasma apareciendo entre el banco de neblina.

Ya en puerto, culminamos nuestra tarea con la consabida ronda de mates y fotos mientras lavábamos las embarcaciones. Y en eso estábamos cuando nos enteramos que Prefectura había decidido cerrar la boca del puerto poco después de nuestro arribo, ¡por no haber visibilidad! La niebla acompañó nuestra costa durante el resto del domingo y casi todo el lunes. Y nosotros conseguimos un lindo buceo, uno más para la bitácora, pero sobre todo, con una mañana de domingo más disfrutando nuestra pasión y la compañía de  nuestros amigos.

 

RicardoINFORMACION DE BUCEOINICIONOTICIAS    La mañana del domingo 31/8 aparecía como ideal. Un mar calmo, un cielo algo nublado pero sin lluvia. El pronóstico: inmejorable; viento casi nulo y una ola de apenas 40 cm en todo el día. Y el frío, por supuesto, no era más que el que podemos esperar en...