La fama de Ismael como cocinero está creciendo rápido: más de cincuenta comensales se decidieron por probar la Lasagna que había prometido. Y con la ayuda de Anabel en este desafío culinario, demostró estar a la altura de las circunstancias: fue un verdadero manjar. Que saboreamos buzos de todas las épocas y edades.

Metegol y ping pong para los más deportistas, helado y sobremesa larga para todos los demás. Un nuevo hermoso viernes en el  CASE, de esos que hacen sentir cuánto significa para todos nosotros éste, nuestro club.

Response code is 404
RicardoNUESTRO CLUBLa fama de Ismael como cocinero está creciendo rápido: más de cincuenta comensales se decidieron por probar la Lasagna que había prometido. Y con la ayuda de Anabel en este desafío culinario, demostró estar a la altura de las circunstancias: fue un verdadero manjar. Que saboreamos buzos de todas...C.A.S.E.