La consigna era juntarse para terminar de reparar la embarcación. El lugar, en lo de Pancho. El horario: cerca del mediodía… Por supuesto, la cuadrilla merecía un descanso luego de la intensidad del trabajo.

La parrilla no tardó en ponerse en funcionamiento para un grupo de trabajadores más que numerosos. ¿Y qué se puede hacer, un fin de semana de Carnaval, en una tarde de sol y calor?

Nadie sabe cómo empezó la guerra de agua y espuma improvisada… pero nadie salió seco. ¡Eso sí, la embarcación quedó bien!

Response code is 404
RicardoNUESTRO CLUBLa consigna era juntarse para terminar de reparar la embarcación. El lugar, en lo de Pancho. El horario: cerca del mediodía... Por supuesto, la cuadrilla merecía un descanso luego de la intensidad del trabajo. La parrilla no tardó en ponerse en funcionamiento para un grupo de trabajadores más que numerosos....C.A.S.E.