Con un aire frío y un mar cálido, nos encontró la noche de este lunes nuevamente en el Cabo. El cruce fue un placer: la calma del mar solo se interrumpìa por las noctilucas y los tenóforos que se encendían con cada contacto. Y por supuesto, las hamburguesas en la playa remataron una noche hermosa de luna y amigos.

Response code is 404

 

RicardoINICIONOTICIASNUESTRA CIUDADNUESTRO CLUBCon un aire frío y un mar cálido, nos encontró la noche de este lunes nuevamente en el Cabo. El cruce fue un placer: la calma del mar solo se interrumpìa por las noctilucas y los tenóforos que se encendían con cada contacto. Y por supuesto, las hamburguesas en...